Aprende a medir tu plato de ducha

Conoce las diferentes medidas que tenemos para los platos de ducha y los distintos tipos de materiales que te permitirán tener un baño moderno y cómodo.

En un mundo en el que cada día predominan más las duchas sobre el baño tradicional, saber escoger platos de ducha adecuados es fundamental. Y es que una correcta elección del material de nuestro plato de ducha puede suponer la diferencia entre un producto duradero y de calidad u otro que haya que cambiar periódicamente. ¿Qué tipos de materiales hay y cuál es la diferencia entre ellos? Te informamos en nuestro siguiente post.

Tipos de plato de ducha

Los platos de ducha idóneos disponen de unas dimensiones comprendidas entre los 70 y los 100 cm y entre los 90 hasta los 200 cm, con una altura aproximada de 3 cm. La forma más recomendada a la hora de comprar son los platos de ducha rectangulares, debido a su facilidad para encajar en casi cualquier tipo de baño. Estos dependiendo de si se encuentran entre 3 paredes (2 laterales y una frontal) o en una esquina se medirán de una forma diferente. En la siguiente infografía adjuntamos una imagen mostrando cómo medir adecuadamente la zona para tener una visión lo más clara posible de cómo se situaría nuestro plato.

Recomendamos realizar un croquis previo en alzado como se muestra en la siguiente imagen representando los elementos que se encuentren en el baño y dónde se situaría el plato. Esto nos ayudará además a la hora de situar una mampara y a conocer el tipo de apertura que encajaría mejor con nuestro baño. En este post tratamos más ampliamente cómo medir tu plato de ducha para situar una mampara adecuada.

Materiales para platos de ducha

Entre todos los materiales, destacamos los platos de ducha de resina. También llamados platos de ducha de carga mineral, estos platos se caracterizan por rozar la perfección en la mayoría de sus características. De fácil acceso y con una superficie anti-resbalones, estos platos de ducha son especialmente resistentes. Además, cuando se tratan de platos de ducha con textura pizarra resultan aún más cálidos al tacto y son platos de ducha antideslizantes especialmente eficaces. En algunos casos poseen un revestimiento de gel COAT que aportan un efecto anti-bacterias gracias a la absorción de la humedad y mejorando su resistencia. Entre sus puntos débiles se encuentran que pueden estropearse con determinados productos de limpieza desluciendo ligeramente su acabado inicial.

Observando el gráfico comparativo de todas las propiedades, los materiales que mejor salen respecto a propiedades destacables son los platos de ducha de carga mineral y los platos de ducha de piedra mineral. Sin embargo, al ser el plato de ducha de piedra natural menos cálido y más frágil dejaría como claro vencedor al plato de ducha de carga mineral, que bastaría con limpiarlo con productos de limpieza adecuados para evitar que luzca menos con el paso del tiempo.

¿Qué te ha parecido esta comparativa? Si deseas obtener platos de ducha de carga mineral con textura de pizarra, los mejores calidad precio, no dudes en consultar nuestra tienda online para encontrar la mayor variedad de tamaños y colores.